Preguntas frecuentes

Por qué el software de denuncia de irregularidades? ¿Las denuncias de delitos no deberían hacerse a la magistratura?

En primer lugar, porque es una obligación normativa. Además, no todos los delitos son penalmente relevantes y denunciables ante la magistratura. Denunciar ante la magistratura implica que la actividad ilegal ya se ha realizado y que fallan, por lo tanto, los presupuestos de la prevención.

De hecho, el objetivo principal de la denuncia de irregularidades es evitar o resolver un problema interno y sin demora y dar la posibilidad de denunciar un ilícito con un instrumento muy seguro y confidencial.

Además, varios delitos también prevén una intervención disciplinar cautelar que la administración pública debe asumir conjuntamente con la denuncia a la autoridad judicial competente.

Qué es la denuncia de irregularidades y que es un denunciante de irregularidades?

El denunciante de irregularidades es la persona que detecta un ilícito o irregularidad en el lugar de trabajo, durante la realización de sus funciones, y decide denunciarlo ante el responsable de la lucha contra la corrupción o ante una autoridad que pueda actuar con eficacia en este sentido. El denunciante de irregularidades juega un papel de interés público, ya que da conocimiento, si es posible sin demora, a la comunidad o al ente de pertenencia, de problemas o peligros de los ilícitos denunciados. La denuncia de irregularidades consiste en las actividades reguladoras de los procedimientos para proteger y salvaguardar el anonimato de los denunciantes e incentivar la denuncia de los ilícitos.

Qué hechos o actos pueden ser objeto de una denuncia?

No existe una lista taxativa de los delitos o irregularidades que pueden constituir el objeto de la denuncia de irregularidades. Se consideran relevantes las denuncias referidas a comportamientos, riesgos, delitos o irregularidades que dañan el interés público. La denuncia de irregularidades no se ocupa de quejas de carácter personal del denunciante, por lo general disciplinadas por otros procedimientos.
En particular, la denuncia puede referirse a acciones u omisiones, cometidas o intentadas:
relevantes a nivel penal;
implementadas de una forma tal que violen códigos de comportamiento u otras disposiciones empresariales sancionables en vía disciplinaria;
susceptibles de provocar un perjuicio patrimonial a la administración de pertenencia o a otro ente público;
susceptibles de provocar un perjuicio a la imagen del ente;
susceptibles de provocar un daño a la salud y a la seguridad de los trabajadores, usuarios y ciudadanos o de ocasionar un daño al medio ambiente;
perjuicio a los usuarios o trabajadores u otras personas que desarrollan su actividad en el ente.

Quién es el encargado de la recepción y gestión de las denuncias?

La norma indica que, si el denunciante no realiza una denuncia a la autoridad judicial, “se dirija a su superior jerárquico.” La Autoridad Anticorrupción, en la interpretación de lo dispuesto, indica que “ante todo se debe tener en cuenta el hecho que, a nivel administrativo, el sistema de prevención de la corrupción se centra en el Responsable de la prevención de la corrupción al que se confía la delicada e importante tarea de proponer instrumentos y medidas para contrarrestar fenómenos de corrupción.
También debe tener considerar el sujeto funcionalmente competente para conocer los eventuales hechos ilícitos para preparar, en consecuencia, las medidas para fortalecer el plan de prevención de la corrupción, con, por otra parte, la activación de formas específicas de responsabilidad ante él.

Cómo se tratan las denuncias de los usuarios que no tienen las credenciales (denuncias anónimas)?

Debe indicarse que la norma prevea la confidencialidad y no el anonimato. Por lo tanto, el empleado público o colaborador o cualquier persona que quiera denunciar un ilícito debe facilitar sus datos personales, los cuales se mantendrán en secreto.
En cualquier caso, se prevé un modo de denuncia que no prevé el registro (modo anónimo), modalidad en la que, por otra parte, se basa una buena parte de las denuncias.

Las modalidades de recepción y la gestión de estas denuncias, si no son apoyadas por la manifestación de la propia identidad y por ciertas evidencias tienen, sin embargo, tratamientos diferentes con respecto a aquellos previstos expresamente por la ley sobre la denuncia de irregularidades.

El responsable de la lucha contra la corrupción mantendrá confidenciales las señalaciones de conformidad con el marco normativo y evaluará la posibilidad de proceder a la verificación de las mismas.

Puede la posibilidad de anonimato causar un número excesivo de señalaciones?

El anonimato puede ser útil ya que culturalmente se recela de las modalidades de gestión de la información personal, y porque incluso las denuncias anónimas pueden contener información y hechos de importancia relevante o, de todas maneras, por profundizar. La profundización puede realizarse a través de la plataforma interactuando de manera anónima con la persona que realiza la denuncia.

Para recibir denuncias bien estructuradas es útil, sin duda alguna, preparar procedimientos internos precisos, indicando las casuísticas que pueden ser tomadas en consideración y precisando que las denuncias anónimas solo se tendrán en consideración si están suficientemente detalladas.

En cualquier caso, dentro del software las denuncias anónimas son distinguidas de aquellas que vienen de usuarios registrados y pueden ser tratadas según las modalidades indicadas por el ente.

Cómo se gestiona la identidad del remitente de la denuncia?

Las denuncias y la identidad del funcionario público que realiza una denuncia son muy confidenciales. El software, con modalidades muy adheridas a la norma, separa la denuncia de la identidad del denunciante. El acceso a la identidad del denunciante se concede, por lo tanto, exclusivamente al responsable de la prevención y corrupción a través de un procedimiento de seguridad estricto que registra el acceso a la identidad, con solicitud de la motivación.

El software registra toda las actividades y los accesos, incluido el acceso motivado a la identidad del denunciante por parte del responsable de la lucha contra la corrupción.

Además, el software también genera la huella del mensaje que es enviada por correo electrónico o PEC al denunciante para garantizar que las denuncias remitidas no se alteren ni se puedan modificar.

Por lo tanto, desde el punto de vista informático se garantiza la inviolabilidad absoluta de los sistemas y la máxima confidencialidad.